fbpx

Cómo reciclar y aprovechar contenido en redes sociales

Cómo reciclar y aprovechar contenido en redes sociales

Cómo reciclar y aprovechar contenido en redes sociales

Momento de break en tu día a día…y abres Instagram, YouTube o TikTok.

Y ves reels, o shorts, llámalo como quieras, pero esas piezas cortas de contenido que te atrapan antes de que te des cuenta y el tiempo empiece a volar.

Te preguntas cómo la gente tiene tiempo de crear vídeos, posts, podcasts, y de paso, facturar.

Pues la respuesta es fácil, querido/a padawan, y existen dos opciones no excluyentes:

  1. Delegan la edición e incluso a veces creación de contenido.
  2. Crean una estrategia en la que se optimiza hasta el último segundo se su tiempo.

En este artículo hoy quiero darte herramientas para que puedas llevar a cabo el punto 2 de esa lista. Porque mi gran meta es que disfrutes grabando contenido sin el estrés de tener que tirarte horas para grabar una pieza de 30 segundos.

Vamos a poner las cosas sencillas, reciclar y, sobre todo, hilar fino.

Contenidos

¿Qué es el reciclaje de contenido?

El mismo nombre describe bastante bien el concepto que se quiere transmitir, ¿no crees? O sea, que revisas lo hecho con anterioridad y “le das una vuelta” para poder reconvertirlo en algo nuevo y que pueda ser publicado otra vez. 

Yo además le doy una vueltade rosca y lo entiendo también como la reutilización y optimización del contenido que se va a hacer, de manera que conviertes, reutilizas y usas de nuevo contenido que ya está creado, dándole un formato nuevo, un aire nuevo o simplemente una optimización sutil para que otra red social lo acoja de buena gana.

A priori esto puede parecer más trabajo del que parece, pero te aseguro que nada más lejos de la realidad, siempre y cuando seas proactiva y planifiques bien, para poder coger exáctamente los trozos que quieras para construir contenido nuevo y optimizado. No te preocupes que en este artículo te daré algunos tips muy interesantes.

Primeros pasos para la reutilización de contenido

Lo primero que debes hacer para una buena utilización de todo lo que creas es…una planificación.

Yo siempre digo que actuar de manera proactiva te quita de muchos disgustos…y lo creo al 100%. 

Ponerte delante de la agenda de las próximas semanas, pensar qué objetivos te has marcado para tu negocio y crear contenido en base a esos objetivos.

Yo añado 2 elementos a esa ecuación para saber qué tengo que crear. Y son el cliente ideal y las emociones. Creo que esos 3 factores (Contenido, emociones y cliente ideal) se retroalimentan y se necesitan el uno al otro para poder crear vídeos que “lleguen a la patata”, que hagan ese click, que conecten, por supuesto, sin dejar de ser tú misma, pero siempre pensando en la persona a la que te diriges.

En los vídeos le hablas a quien le vendes, con el objetivo X (expandirte, posicionarte, vender…) y tienes que crear una o más emociones. Sin emoción no hay nada que hacer.

3 circulos conectados entre sí. Objetivo, cliente ideal y emoción

Este tandem a mí me dio la clave para aprovechar al máximo, porque creaba contenido más versátil. Si te centras en las emociones siempre habrá hambre de más, la marca personal y el storytelling vienen pisando fuerte y el vídeo humaniza tanto que sería una locura desaprovechar esta oportunidad.

Y ojo, que esto es aplicable incluso a marcas con produco físico o incluso corporativas que no tienen solo una cara para darse a conocer.

La importancia de las estadísticas en el reciclaje de contenido

En este artículo te hablé de la importancia de medir los resultados de tus publicaciones para saber si lo que haces está bien o tienes que cambiar el rumbo.

Saber qué temas son los que más reacciones provocan entre tus seguidores (a veces también viene bien agitar al personal, siempre y cuando no se insulte o se haga algún daño) es crucial para poder seguir creando contenido ese tema o temas muy relacionados, y reciclar algo que en su día lo petó y te trajo muchas alegrías.

Es importante en este punto diferenciar entre aprovechar contenido que se dio genial y sobre-explotar vídeos o artículos hasta que la gente se canse de escuchar lo mismo.

Recuerda que la estrategia y la proactividad son claves, si bien los números nunca mienten y saber qué se mueve mejor siempre ayuda a seguir creando.

La audiencia cambia con el tiempo

Y tu contenido tiene que cambiar con ella.

Ya no solo que tendrás más número de seguidores, sino que además quien te conozca desde hace tiempo también ha cambiado.

Por eso, salvo contadas ocasiones, no es recomendable coger una publicación y tal cual volver a publicarla. 

El simple hecho de repasarla, darle un giro y actualizarla ya hará ver claramente que te preocupas por esos detalles.

Incluso si has cambiado tu punto de vista con respecto a cualquier tema, puedes rescatar ese contenido y exponer las razones por las que no piensas así.

Lo primordial es que no te arrepientas de lo que has hecho antes, porque lo hecho hecho está. Utilízalo a tu favor aunque sea como mal ejemplo.

El formato de consumo de contenido audiovisual ha cambiado drásticamente en muy poco tiempo: De YouTube a Snapchat, a las Stories, a Tiktok a los Reels, a Twitch.

Han sido unos cambios muy brutales y no quiere decir que haya que estar en todos los sitios haciendo todo a todas horas, pero sí que pienses qué puedes hacer para adaptarte a estos tiempos para seguir dándote a conocer.

Y eso a veces consiste en desempolvar lo que hiciste hace meses (o años) y darle una vuelta.

Y ahora te pregunto: ¿qué pasaría si mantuvieses registro del contenido que haces a partir de ahora para que sepas qué puedes reciclar y cuándo en un abrir y cerrar de ojos, sin necesidad de repasar todo tu historial o de verte todos los vídeos de cabo a rabo (o leer artículos escritos por ti hace tiempo)?

Piensa qué puedes hacer para adaptarte a los nuevos formatos de consumo de contenido para seguir dándote a conocer.

Multiplica tu contenido

He creado un método proactivo de planificación y clasificación de temáticas para crear vídeos raíz o core que sean fácilmente convertibles en 1 o 2 pildoritas, un post inspiracional, un carrusel en redes y si te apuras, una newsletter y hasta un artículo de blog.

No es magia, es estrategia pura.

Y es más sencillo de lo que parece, porque además te he dicho qué hago en el párrafo primero de este apartado: ser proactiva y planificar.

Saber cómo hacer un esquema de un vídeo pra que luego lo puedas reciclar es clave. Aprender a clasificar este contenido para que puedas recuperarlo y convertirlo fácilmente es un arte.

Te voy a dejar la página donde explico todo por si te interesa, empezamos el 12 de enero de 2022 y además durante esa semana tendrás mi feedback personalizado y diario sobre tus progresos, porque cada día me entregarás una tarea sencilla.

¿Qué me dices, te gusta la idea?

Aprende a convertir, reutilizar y reciclar contenido para dejar de ser esclava/o de la creación contínua para la aparición en redes. Multiplica tu contenido.

Dime qué te ha parecido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¡Hola! Soy Julia, gracias por pasarte por mi web.
¿Puedo ayudarte en algo?
A %d blogueros les gusta esto: