fbpx

Cómo superar bloqueos creativos

Superar bloqueos creativos. Foto con tizas puestas de perfil de muchos colores, representando la creatividad

¿A quién no le ha pasado alguna vez? Entrar en bloqueo creativo y no avanzar, no saber por dónde empezar de nuevo o por dónde seguir. Pensar que la imaginación se ha agotado, e incluso sentirnos un fraude. Hoy te traigo disintas maneras para superar estos bloqueos y cómo me ayudan a mí esas técnicas.

Parto de la base de que, aunque siempre me he considerado creativa, a veces me ha costado creérmelo. Solo por el hecho de que no creaba contenido, o lo que sea, al ritmo que yo misma esperaba. ¿Tú te consideras creativa? Déjame decirte, que aunque no lo consideres, lo eres. Todas lo somos. Lo que pasa es que hemos sido educadas (con o sin intención) en la cultura de la del “artista pobre”, y la de “del arte no se come”.

Pero…¿qué es arte? No es más que dejarnos llevar para hacer lo que más nos gusta. Puede ser pintar, hacer vídeos, fotografía, tocar un instrumento, escribir, diseñar…¡tantas cosas! ¡Y somos tan felices haciéndolas! Entonces…¿por qué no las hacemos más a menudo?

Este libro ha supuesto un antes y un después en mi vida emprendedora y personal. Te recomiendo encarecidamente que lo leas, seas del sector que seas.

Lo puedes pedir en tu librería local, y si no tienes oportunidad, aquí.

Si estoy pasando por una fase algo más estresante por la razón que sea, o llevo una temporada trabajando más horas de lo normal, mi flujo creativo se ve mermado. Al igual que si salgo menos a tomar el aire, o dependiendo de en qué fase de mi ciclo esté.

Sin embargo, hay pequeños hábitos que he ido adquiriendo para poder siempre tener algo a lo que acudir cuando me viene esta sequía creativa. Para mí el truco está en aprovechar los momentos de gran lucidez para luego poder compensar los de bajón. Te comparto mis mejores técnicas, ¡espero que te sirvan!

  • Aprender a parar y desconectar: Sí, aunque esté hasta arriba. Justo te lo he dicho en el párrafo anterior, si estoy trabajando más horas de lo normal, mi mente lo nota, y eso no es bien. Saber cuándo hay que parar. Aprovechar para pasear, intentar poner la mente en blanco…yo escucho podcasts por ejemplo cuando paseo…¡y me parecen una fuente de inspiración sin fin!
  • Leer, y si puedo, ir a visitar algún lugar en concreto (aunque no tenga nada que ver con el arte): hace que mi mente se concentre en lo que estoy viviendo y así dejar fluir la creatividad que había censado (no olvidemos que nuestro cerebro es el mayor censor).
  • Notas de voz: cuido de mis hijos todas las tardes. Son pequeños y requieren de toda mi atención. Si se me ocurre algo no puedo parar a escribir…así que hago una nota de voz en el móvil. 
  • Dedico a veces una jornada entera a hacer un volcado cerebral y planificar todo lo que sale en ese volcado cerebral: Todo eso quedará para ser revisado más adelante y modificado si es necesario, pero al menos ya “lo tengo fuera” y a veces hasta fecha de ejecución.
  • Paso un poco de tiempo mirando redes (pero no las horas): no confundir con hacer un estudio de mercado. De hecho, en este caso lo que miro son cuentas que no tienen nada que ver con lo que hago…pero me gustan. Por ejemplo lifestyle, scrapbooking, viajes, diademas…
  • Utilizo la app Procreate: esta maravilla me permite tener un lienzo en blanco y poder hacer trazos por doquier. No sé dibujar, no soy pintora. Pero “monear” con el pincel (aunque sea digital) siempre me trae alguna idea fijo. Puedes descargarte Procreate aquí.
  • Si puedo…paso ratos sola: es difícil con dos niños pequeños, pero si se presenta la oportunidad, no la desaprovecho, Me sirve para resetear. Si pudiera, me iría incluso a darme un masajito… pero eso ya lo tengo más complicado.
  • Miro fotos antiguas: Decían mucho mis queridos Les Luthiers que cualquier tiempo pasado fue anterior. Me encanta mirar fotos (sigo haciendo albums con fotos en físico) y ver cómo he cambiado o cómo han cambiado las personas que me rodean. De nuevo, desconecto el cerebro censor para que la creatividad aflore.
mujer pensativa en una mesa con papeles y bolis. Se representan sus pensamientos con multiples lineas multicolor formando una especie de caos mental

Conclusión: el cerebro es un órgano al que adoramos, pero nos censa constantemente. Conseguir distraerlo es crucial para que la creatividad fluya.

 

¡Que la creatividad nunca pare!

Dime qué te ha parecido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¡Hola! Soy Julia, gracias por pasarte por mi web.
¿Puedo ayudarte en algo?
A %d blogueros les gusta esto: